Presentación del Consejo

El Consejo de las Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía es el máximo órgano colegiado de consulta y participación de los consumidores en la Comunidad Autónoma de Andalucía, y está adscrito a la Dirección General competente en materia de defensa de los consumidores. Se constituyó el 6 de junio de 1997, en virtud del Decreto 514/1996, de 10 de diciembre. Casi una década después, en 2006 este Decreto quedó derogado por el Decreto 58/2006, de 14 de marzo, por el que se regula el Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, que viene a desarrollar lo previsto en el artículo 39 de la Ley 13/2003, de 17 de diciembre, de defensa y protección de los consumidores y usuarios de Andalucía. En 2014, el Decreto 121/2014 de 26 de agosto, por el que se regula el régimen jurídico y el Registro de Asociaciones y Organizaciones de personas consumidoras y usuarias de Andalucía, modificó el Decreto 58/2006, estableciendo el nombre actual del órgano y modificó el artículo que hace referencia a la composición del mismo.

En la actualidad el Consejo de las Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía está integrado por los representantes de las cuatro Federaciones de Consumidores más representativas de la Comunidad Autónoma, conforme a lo establecido en la Ley 13/2003: la Federación de Asociaciones de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de Andalucía (ADICAE-Andalucía), la Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa, AL-ANDALUS; la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios en Acción – FACUA Andalucía; la Unión de Consumidores de Andalucía – UCA/UCE.

El día 26 de febrero de 2018 fue adoptado por la Dirección General de Consumo el siguiente Acuerdo: “Acuerdo de Iniciación del procedimiento de revocación de la condición de asociación de consumidores y usuarios más representativa a la Federación Unión de Consumidores y Usuarios de Andalucia, UCA-UCE, cuyos efectos son, entre otros, según el punto 2º del Acuerdo: “Acordar la medida provisional de suspensión cautelar de la cualidad de más representativa hasta la firmeza en vía administrativa, si fuera el caso, de la resolución de revocación definitiva, atendiendo fundamentalmente a la necesidad de impedir, durante la tramitación de este procedimiento, la continuidad en el ejercicio de unos derechos en una manifiesta situación objetiva “contra legem”, al no cumplir con uno de los requisitos fundamentales para poder gozar de los beneficios que la condición de más representativa lleva consigo…”, por lo que durante la tramitación correspondiente quedan sin efecto, temporalmente, la de formar parte del Consejo, así como ejercer el derecho a participar en las políticas sectoriales que afecten directamente a los intereses de las personas consumidoras, según lo establecido en el artículo 11 del Decreto 121/2014, de 26 de agosto, por el que se regula el régimen jurídico y el Registro de Asociaciones y Organizaciones de personas consumidoras y usuarias de Andalucía.

Enlaces Relacionados